Composición Corporal
La definición de obesidad basada en el Índice de Masa Corporal (IMC), que solo tiene en cuenta la altura y el peso, es cada día más cuestionada por insuficiente como herramienta de diagnóstico y como elemento de evaluación durante la terapia de un problema de peso o de crecimiento. El IMC tiene el peso y la estimación de la masa grasa (MG) como principal objetivo, pero el consenso actual manifiesta la necesidad de considerar, tanto o más que la MG, la masa muscular (MM), la masa ósea (MO), sin olvidar el principal componente del cuerpo humano, el agua.
Todo ello permite valorar la situación nutricional real de una persona, y los resultados antropométricos determinan las necesidades energéticas y nutricionales. Los datos que ofrece un completo análisis de la composición corporal se centran en el estudio de diferentes partes del cuerpo y la medida de la presencia de agua corporal total, masa grasa, masa magra, minerales del hueso y masa celular corporal en cada uno de ellos. Los resultados antropométricos conducen a conocer las necesidades energéticas reales en el tiempo y las situaciones concretas, lo que dicta una correcta nutrición y pauta el entrenamiento correcto.

 

La era moderna de la ciencia ha llevado al desarrollo de numerosas evaluaciones de la composición corporal, como las mediciones de los pliegues subcutáneos, bioimpedancia bioeléctrica y la densitometría ósea (DEXA). ¿Qué técnica es mejor? Cada método tiene sus ventajas y desventajas, algunos son más precisos que otros. Aquí está una revisión de los cuatro métodos más comunes del análisis de la composición corporal:
  • Bioimpedancia – Mide la resistencia del cuerpo a una corriente eléctrica indolora. Existen varias opciones de equipos que utilizan una bioimpedancia eléctrica, que van desde una báscula de baño, relativamente barata, a un modelo de electrodo clínico, que puede resultar bastante caro.

 

  • Pesaje Hidrostatico – Esta técnica mide el peso de un individuo en tierra y después cuando esta totalmente sumergido en agua. El individuo se sienta en una escala dentro de un tanque gigante de agua. Después de exhalar todo el aire de sus pulmones, tira de si mismo bajo el agua por completo y se sienta muy quieto durante 10 segundos, mientras que la balanza se estabiliza. Se calcula el volumen y la densidad de la materia basándose en el principio de Arquímedes. La densidad del músculo y el hueso es mayor que la del agua mientras que la densidad de la grasa es menor. Por lo tanto, una persona con más masa magra pesará más en el agua que una persona con más masa grasa.

 

  • Pliegues Subcutáneos – Esta técnica se lleva a cabo midiendo el espesor de pliegues subcutáneos en puntos determinados del cuerpo.

 

  • DEXA- Estos rayos X son capaces de evaluar la masa corporal magra, masa grasa y el contenido mineral de los huesos del individuo. Se obtiene una imagen visual del cuerpo y la composición del sujeto junto con el contenido mineral del hueso y su densidad.

Te puede interesa ¿Qué es la crono nutrición? y como afecta en la forma en que utilizas los alimentos

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *