Ciclo menstrual ¿Verdad o mito? ¿Subo de peso?

En el ciclo menstrual de toda mujer existen cuatro fases. Cada una de ellas, con sus propios síntomas. El aumento o la disminución del peso corporal es uno de ellos.
A algunas mujeres solo les sucede durante su periodo, pero a otras durante las distintas etapas del ciclo menstrual.

Cerca del 70% de las mujeres sufren el mismo problema. El motivo del aumento de peso es la retención de líquidos.

A veces ni nuestros hábitos saludables de comida y de ejercicio físico pueden frenar la ganancia de peso que el cuerpo de la mujer sufre durante el periodo de la menstruación una vez cada mes.
Pesadez en las piernas, hinchazón, tensión mamaria, son algunos de los síntomas del síndrome pre menstrual. La retención de líquidos ocasiona, además de estos síntomas, el aumento de peso. El peso puede llegar a aumentar 1,5 kg los días previos a la menstruación.

Las hormonas son las causantes de esta tendencia de nuestro organismo a retener líquido. En la segunda fase del ciclo, esta tendencia aumenta, porque durante estos días intervienen varias hormonas implicadas en el metabolismo del agua corporal. Esta retención es aún mayor, cuando hay un exceso de estrógenos, muchas veces causado por el estrés, el desequilibrio emocional o el nerviosismo.

El aumento de peso inicia durante las primeras etapas del ciclo menstrual, a partir del día 5 del primer sangrado, se acentúan con el síndrome premenstrual y comienza a notarse durante el período de sangrado. Es decir, es un efecto acumulativo durante todo el ciclo y el mayor aumento de peso sucede como parte del síndrome premenstrual.

¿CÓMO REDUCIR EL AUMENTO DE PESO DURANTE EL CICLO MENSTRUAL?

Entre más sodio entre a tu cuerpo, más agua y líquidos va a tratar de retener. Cosas como la sal, la salsa de soya y otras sales o condimentos se deben evitar desde una semana antes de tu periodo. No olvides los alimentos procesados tienen mucho sodio (como conservadores) trata de evitarlos.

Comer mucho chocolate puede llevar al aumento de peso (y no del tipo que es temporal como el de líquido retenido o la inflamación) que puede ser más difícil de bajar.

Puede ser que sientas más hambre de lo habitual, pero mantén tus hábitos alimenticios. Busca alimentos saludables con proteínas magras y fibra. Come en intervalos regulares. Siempre es mejor comer varias comidas pequeñas que pocas grandes. Evita los alimentos hechos con azúcares refinados.

El ejercicio es sumamente importante para ayudar al organismo a regular los fluidos y reducir los kilos ganados por esta acumulación. Se recomienda caminar a paso rápido por espacio de 30 minutos día de por medio.

Una solución natural a este problema, que con la reglas se pesa más, es agregar fibra en la alimentación, que puede ayudar a disminuir los niveles de estrógeno. Investigaciones confirman que mujeres con una dieta elevada en fibra y baja en grasa tienen menos problemas de retención de líquidos en este período. Tomar de seis a ocho vasos de agua al día es importante, un organismo deshidratado retiene más líquidos.

Así que no te estreses durante estos días y hagas que la bascula se vuelva una enemiga constante, mucho menos si te encuentras bajo algún plan nutricional. Es importante que te acerques a tu personal de salud y te explique de forma sencilla, lo que mencione en este artículo, no todos los cuerpos se comportan de la misma manera y necesitas saber que pasa en especifico contigo.

Te recomendamos Comer por ansiedad ¿por qué ocurre y como evitarlo?

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *